2016 contigo aprendí que…

Continuamente estamos expuestos al aprendizaje. Desde que nacemos nuestros padres nos inculcan el sentido del bien y del mal. Los comportamientos que adquirimos en nuestra casa y en los ambientes en los que crecemos nos convierte en las personas que acabamos siendo.

Captura de pantalla 2016-12-26 a la(s) 18.40.27.pngA medida que nos vamos haciendo mayores, dejamos de aprender por lo que nos dicen los demás y empezamos a aprender con las experiencias propias. Y es que con los años maduras a base de errores. Seguro que este año ha estado lleno de momentos que te han enseñado muchas cosas… ¿Qué tal si los repasamos?

En mi caso, este 2016 ha estado lleno de experiencias y momentos que me han enseñado a tomar las decisiones con mayor tranquilidad y templanza. Las cosas llegan por sí solas, no se deben forzar sino salen mal. Hay que trabajarlas, por supuesto, pero todo tiene su momento y requiere de esfuerzo y tiempo.

2016 aprendi que 3.jpg

He aprendido que debes dar a cada cosa la importancia necesaria. Puede parecer el mayor de los problemas pero si lo miras en perspectiva aprenderás que no todo es tan grave como parece. Tal y como dice Rafael Santandreu en “El arte de no amargarse la vida” (Si no lo habéis leído es un libro que recomiendo al 100%): ¿Esto que te angustia te impide ser feliz y hacer feliz a los demás?

Que no debes tratar como prioridad a quién te trata como opción. Suena a tópico, lo sé. Pero es una verdad que nos cuesta llevar a cabo y más aún cuando nos negamos a asimilarlo.

Que lo mejor son los pequeños instantes, aquellos que pasan sin darte cuenta pero que significan mucho más de lo que imaginas.

2016 aprendi que 5.jpg

Que desayunar al volver de fiesta es el mejor remedio a las resacas.

Que el café del domingo con las amigas es la mejor de las terapias.

2016 aprendi que 6.jpg

Que las personas que quieren estar a tu lado permanecen. Da igual la falta de tiempo, la distancia o los obstáculos. Basta con una simple llamada o un mensaje.

2016 aprendi que 4.jpg

Que los días de lluvia con pelicula y manta saben mejor.

Que una crep de chocolate es mano de santo para superar un mal día.

Que perderse en la montaña es el mejor de los planes para un fin de semana de otoño.

2016 aprendi que 8.jpg

Que verano y feria de pueblo es una de las mejores combinaciones para desmelenarse y desconectar en vacaciones.

2016 aprendi que 7.jpg

Que no debes arrepentirte de lo que haces. Si lo hiciste en su momento es porque así lo querías.

Que viajar es uno de los mayores tesoros. Te lo recomiendo: viaja siempre que puedas. Lo que te ofrece el viaje pocos placeres en la vida te lo darán.

2016 aprendi 2.jpg

Que el destino existe y que tanto te ayuda como te juega malas pasadas. Pero que si por el capricho del azar las cosas no salen como esperabas es que algo mejor está esperándote a la vuelta de la esquina.

Gracias 2016 por todo esto y más. Estoy deseando conocerte 2017. Poco nos falta para encontrarnos y empezar nuestra aventura.

Seguro que tienes muchas cosas por enseñarme y yo muchas más por aprender.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s